Pilgrim Imports se originó hace más de 35 años en un pueblo a las afueras de Chiang Mai, Tailandia.

Todos los trabajos involucrados en la producción de los adorables adornos de Pilgrim son honestos y limpios. Los trabajadores tailandeses nunca vierten basura en ríos o vertederos ya que trabajan donde viven. No se utiliza plomo en los productos que crean.

Además de mejorar la calidad de vida de cientos de trabajadores, el trabajo que proporciona Pilgrim Imports pone en marcha otras mejoras. Recientemente, la escuela primaria local del pueblo recibió un camino pavimentado, computadoras y agua potable. Como resultado, el Departamento de Educación de Tailandia citó a esta comunidad que alguna vez fue indigente como modelo para la educación rural.